Israelíes y palestinos retoman la negociación de una tregua definitiva

Palestinos e israelíes han vuelto este domingo en El Cairo a la arena diplomática en busca de un alto el fuego permanente o prolongado en Gaza, aunque ambas partes son escépticas sobre una pronta y satisfactoria solución y se muestran firmes en sus demandas.

Israel y Hamás acordaron este miércoles la extensión del acuerdo de alto el fuego en Gaza durante cinco días para continuar con las negociaciones que permitan alcanzar una tregua a largo plazo. El alto al fuego expira este lunes.

Este domingo, fuentes médicas han informado de que ya son más de 2.000 el número de víctimas en Gaza que deja la operación israelí iniciada el pasado 8 de julio contra la infraestructura militar de Hamás.

En total, son 2.016 personas las que han muerto en las últimas cinco semanas, incluidos 541 niños, 250 mujeres y 95 ancianos, notificó el portavoz del Ministerio de Sanidad en la Franja, Ashraf Al Qedra, en un comunicado de prensa. En el mismo, agregó que 10.193 palestinos han resultado heridos en este tiempo.

FRÁGIL DIÁLOGO

“No aceptaremos un acuerdo sobre un alto el fuego si no hay una respuesta concreta a nuestras necesidades de seguridad”, avisó el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. “Por razones e seguridad, debemos conseguir primero levantar el bloqueo”, respondió Sami Abu Zourhi, portavoz de Hamas. La iniciativa egipcia, por su parte, propone sellar el fin de las hostilidades y negociar después la apertura de fronteras, el puerto y el aeropuerto.

“El Gobierno israelí está en una encrucijada. Sabe que el bloqueo a Gaza es el problema y su levantamiento la única solución”, explica a Efe una fuente diplomática europea que pidió no ser identificada. “La cuestión es cómo aceptar algo que se le ha exigido desde hace años y a la que se ha negado con obstinación, sin que parezca una derrota”, agrega.

Esta misma mañana, el propio primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pareció alinearse con este razonamiento al advertir de que no permitirá que el movimiento islamista se apunte una victoria diplomática que personal y políticamente le dejaría muy tocado.

“Si Hamás piensa que puede encubrir su derrota militar con una victoria política, está en un error. Yerra al creer que con una lluvia de cohetes va a conseguir rendirnos”, afirmó al término de un tenso Consejo de Ministros.

DESMILITARIZACIÓN

“Israel tiene la legitimidad para exigir protección para sus ciudadanos frente a los cohetes y los túneles, pero insistir en la desmilitarización ahora -en ausencia de una solución global del conflicto palestino-israelí- no va a lograr la seguridad que los israelíes merecen esperar”, afirmó David Levy, ex asesor de primeros ministros como Ehud Barak o Yizhak Rabin, consideran no solo inviable sino contraproducente.

“La desmilitarización debe negociarse con el futuro estado palestino, una vez que Israel acepte el fin de la ocupación y la independencia palestina”, agregó Levy, director del programa de Oriente Medio del Consejo del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR).

Levy sostiene esta tesis en cinco razones, entre las que destaca que Israel no ha logrado este objetivo en 38 años de ocupación de Gaza, cuatro operaciones militares y siete años de bloqueo. Subraya, además, que “la fórmula reconstrucción a cambio de la desmilitarización es una ecuación ilegítima que prolonga el castigo colectivo impuesto a la población gazatí”.

“En tercer lugar, insistir en la desmilitarización probablemente empeore la situación de seguridad en vez de estabilizar y lograr un alto el fuego. Todo el mundo sabe que es imposible de realizar, y cualquier fracaso permitirá a Israel citarlo como argumento para mantener el asedio”, destaca.

INGENIERÍA POLÍTICA

En esta tesitura, algunos miembros del gabinete, como el ministro de Finanzas y líder ultranacionalista, Naftalí Bennett, uno de los que más presionaron para lanzar la cruenta ofensiva, han sugerido ya apaños de ingeniería política.

El viernes, y tras otro tenso Consejo de Ministros, Bennett propuso aceptar el alivio del bloqueo, pero presentarlo como una decisión unilateral israelí, sin acuerdo formal con Hamás, ya que en su opinión fortalecería al movimiento islamista.

Una idea que parece compartir el presidente palestino, Mahmud Abas, que insiste en llevar la negociación a su terreno a través de la recuperación de los acuerdos fallidos mediados por El Cairo tras la ofensiva precedente.

Fórmula que rechaza de plano Hamás que, con la experiencia de las tácticas dilatorias israelíes en el pasado, exige estas condiciones antes de aceptar cualquier alto el fuego.

Egipto e Israel quieren que sea la Autoridad Palestina, y la UE volvió a proponer el viernes el restablecimiento de la fuerza policial internacional, a lo que Hamás parece negarse.

http://www.huffingtonpost.es/2014/08/17/israel-palestina_n_5685757.html?utm_hp_ref=spain&ir=Spain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s