EEUU deja a Israel sin los ‘Hellfire’

Actualizado: 14/08/2014 21:56 horas

El gabinete israelí no sólo trató este jueves la propuesta para una tregua duradera con el grupo islamista Hamas sino otro enfrentamiento con enorme riesgo estratégico para Israel: el que mantienen su primer ministro, Benjamin Netanyahu y el presidente norteamericano, Barack Obama.

La nula química y confianza entre ambos explica el deterioro sin precedentes en las relaciones bilaterales traducido en la orden de la Casa Blanca de frenar el suministro de misiles “Hellfire” para helicópteros de combate a Israel. Esta inusual decisión, revelada por ‘The Wall Street Journal’, se centra en el descontento de Obama por algunas acciones de la ofensiva militar en Gaza y el alto número de victimas civiles. Según fuentes consultadas por EL MUNDO, el envío de otro tipo de municiones también fue frenado.

Su conversación telefónica del miércoles fue definida como “agresiva”. Funcionarios estadounidenses acusan a Netanyahu de “poco creíble” y denuncian que el Pentágono iba a enviar el arsenal sin la luz verde de la Casa Blanca y el Departamento de Estado. Además, critican que Israel no cuente con ellos para la mediación de tregua pero sí para que le dé garantías de seguridad sobre Gaza.

Fuentes israelíes, citadas por el diario, responden definiendo la Administración Obama como “débil y naif”. Israel reconoce la congelación del suministro de los misiles, que intenta solucionar y aclara que fue parte de la colaboración rutinaria con el Pentágono. No es casual que el titular de Defensa, Moshe Yaalon ensalzara este jueves las relaciones con EE.UU “basadas en intereses y valores compartidos”. Un bien estratégico intocable

La medida se une al ultimátum de Gran Bretaña que avisó que suspendería 12 licencias militares de exportación (por un valor de alrededor de 70 millones de dólares) si continúa la ofensiva.

Obama tampoco perdona a Netanyahu por no haber hecho todo lo necesario para que el proceso de paz con los palestinos patrocinado por Kerry tuviera éxito, y le acusa de hacer campaña a favor del bando republicano en las elecciones.

En Israel, pese a que Obama no es popular como anteriores presidentes, preocupa el choque con el enorme paraguas militar (asistencia de 3000 millones de dólares anuales) y diplomático (ONU y otros fórums). “Es una tendencia preocupante y no podemos permitir que siga. Las relaciones con EE.UU son un bien estratégico intocable. La semana pasada agradecí a Kerry la ayuda de emergencia para la Cúpula de Hierro”, afirmó el ministro de Finanzas, Yair Lapid. Recordando quizá que desde Washington se acusó en el pasado a Netanyahu de “desagradecido”, añade: “A veces simplemente hay que saber decir gracias”.

Netanyahu -que vivió en EEUU antes de hacerse con la jefatura del Likud-
es quizá el primer ministro más “americano” que ha tenido Israel. Tras sus desavenencias con Bill Clinton (96-99)y con Obama, va camino de batir récords de enfrentamientos con la Casa Blanca. Bibi hubiera preferido convivir con un presidente republicano de la misma forma que Obama con un líder laborista. O alguien que no se llame Netanyahu.

http://www.elmundo.es/internacional/2014/08/14/53ed01a8e2704e56478b4593.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s