Las matanzas de Gaza y la farsa del proceso de paz de Oslo

El holocausto judío no puede servir más de coartada para justificar el bombardeo de escuelas de la ONU repletas de familias indefensas en Gaza. Las casi dos mil víctimas palestinas, cientos de ellas niños, y las más de ciento cincuenta israelíes, no podrán ser explicadas, honradamente, recurriendo de nuevo al viejo argumento de identificar cualquier crítica al Estado de Israel con antisemitismo. ¡Basta ya!

Quienes pilotan el Estado de Israel han convertido en normalidad la práctica de crímenes de guerra, obvios, que, de forma planificada, se están convirtiendo en el equivalente moral de un genocidio, y sin reacción internacional ¿Cómo lo logran? Lo explicaba bien el historiador judío Tony Judt: “Como Estado, Israel –bajo mi punto de vista, irresponsablemente- explota los temores de sus propios ciudadanos. Al mismo tiempo, explota los temores, recuerdos y responsabilidades de otros Estados. Pero, al hacerlo, se arriesga a liquidar ese mismo capital moral que le permitió ejercer dicha explotación en primera instancia”. Pero, siglos de terrible persecución de los judíos, sangrientos pogroms en todo el mundo, expulsiones masivas, o el genocidio del holocausto durante la Segunda Guerra Mundial, con seis millones de víctimas, no pueden servirles a los Sharon y Netanyahu para imponer un apartheid del siglo XXI en Oriente Próximo.

http://www.cuartopoder.es/tribuna/las-matanzas-de-gaza-y-la-farsa-del-proceso-de-paz-de-oslo/6168

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s