El pueblo elegido

Antonio Álvarez-Solís

Les conozco. La afirmación quizá sea demasiado amplia; entra casi en lo abstracto, con el peligro que lo abstracto representa. Un hombre con sangre judía, Lenin, dijo algo con la inteligencia que da el sedimento hebreo: «Toda verdad abstracta queda reducida a una frase cuando se aplica a todas las situaciones concretas». Pero esta afirmación no le evita a uno que insista en subrayar ese «algo común» que cree distinguir en los judíos y que permite decir «los conozco». Quizá venga ese «algo» de la milenaria convicción de que son el pueblo elegido. Decir esto equivale a incurrir seguramente en un lugar común. Pero se trata de una realidad que lo matiza todo, que interviene en todo, que constituye un sólido denominador común. Son decididamente el pueblo elegido. No se puede eliminar esta misteriosa y peligrosa creencia si se aspira a un correcto análisis de la historia judía.

http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2014-08-09-07-00/hemeroteca_articles/el-pueblo-elegido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s