La falta de suministro de agua en Gaza aumenta el riesgo de brotes epidémicos

La destrucción parcial de la única planta eléctrica ha limitado a menos
de dos horas el suministro de electricidad impidiendo el bombeo de agua
a las casas. Esto, sumado a las condiciones de hacinamiento en las que
están viviendo más de 240.000 desplazados, los daños en los sistemas de
alcantarillado y la imposibilidad de llevar a cabo las prácticas de
higiene diarias podría desencadenar aparición de enfermedades
relacionadas con el agua.

http://palestinalibre.org/articulo.php?a=51667

Anuncios