Hacinados, sin agua ni electricidad

Con barrios enteros sin electricidad ni agua, la situación de la
población civil palestina en Gaza es dramática después de 24 días de
conflicto. La falta de energía tras el bombardeo de la única planta
eléctrica de la Franja ha dejado cientos de miles de personas a oscuras
y sólo en algunos enclaves la luz llega por dos o tres horas al día. “La
gente está sufriendo la falta de energía sobre todo en la parte
psicológica, porque están a oscuras en medio de los bombardeos”, afirma
Juan Carlos Cano, coordinador general de Médicos Sin Fronteras en los
Territorios Palestinos.

“Están incrementando las enfermedades relacionadas con la piel por la
falta de agua. No hay preocupación aún por riesgo de epidemia pero
estamos en alerta porque la población se encuentra hacinada”, añade a
ELMUNDO.es, en conversación telefónica desde Jerusalén. Más de 225.000
personas han tenido que huir de sus hogares a causa de la guerra para
refugiarse, la mayoría, en escuelas y refugios de la ONU.

http://www.elmundo.es/internacional/2014/08/01/53dbe36a268e3e02498b4589.html